viernes, 26 de diciembre de 2008

VOLUBILIS


"¿Qué significaba aquel momento precioso, casi colectivo, de vida sin duración, detenida? Álvaro había creído sentir la inmensidad –la propia inmensidad de su ser de tierra– al recorrer un mediodía ardiente las ruinas romanas de Volubilis, saliendo de Meknés. Entre las columnas aisladas sintió un profundo vértigo de infinitud, y aquella embriaguez, aquel báquico sentirse parte de la materia, del aliento telúrico, tanta tensión de gloria honda, que apenas pudo decirlo a sus amigos de retorno a la carretera asfixiadora.”

LUIS ANTONIO DE VILLENA: Fuera del mundo.

sábado, 20 de diciembre de 2008

TÁNGER


“Ciudad cautivadora que te apresa, que te amarra con cuerdas al tronco de un eucalipto, con cuerdas gastadas, olvidadas en el muelle del puerto por algún marinero distraído, te acosa y persigue, te obsesiona como una pasión que nunca acaba, y, entonces, hablas de ella, y crees que sin ella la vida será amarga, necesitas saber qué pasa en ella convencido de que no ocurre nada especial. Tánger es como un encuentro ambiguo, inquieto, clandestino, una historia que esconde otras historias, una confesión que oculta la verdad, un aire de familia que te envenena la existencia en cuanto te alejas y sientes que la necesitas sin saber por qué.”

TAHAR BEN JELLOUN: El último amigo



“¡El extraño aire cálido de Tánger con sus bolsas de frescura aun bajo el ardiente sol! Un día, el aire es cristalino, de modo que los montes de España resaltan como si estuvieran del otro lado de la calle; al día siguiente, parece un gas luminoso, y ni siquiera los barcos de carga que están en el puerto pueden distinguirse claramente a causa de la luz blanca y deslumbrante. Y el viento está presente –ech cherqi-, el imposible levante que sopla del Mediterráneo y pasa entre las Columnas de Hércules con la fuerza de un vendaval, y que puede seguir soplando día tras día sin descanso. Estas cosas aún están aquí. Prácticamente todo lo demás ha desaparecido con el boom, ese período de frenética actividad que comenzó poco antes de la guerra de 1939 y continuó hasta las revueltas de 1952.”

PAUL BOWLES: Días y viajes.

domingo, 14 de diciembre de 2008

LARACHE


“En Larache el pasado está prendido, suspendido en el aire. Quizá cualquier otra ciudad de la costa posea más testimonios en que sustentarlo y, sin embargo, aquí se siente con aguda intensidad. Basta pasar por la Puerta del Mercado, cruzar el bullicioso zoco repleto de tiendas con la más variada mercancía y, entrando por la Puerta de la Kasba, pasear por las cercanías de la mezquita hasta los antiguos muros, hasta la plaza del pequeño museo arqueológico, donde un restaurado bastión señala una vez más otros siglos con presencia española. Incluso en las calles más modernas, entre la plaza mayor y el mercado, paredes blancas, puertas y ventanas siempre azules, el pasado llega con cada bocanada de brisa atlántica.”

RAFAEL GUILLÉN: El país de los sentidos.

lunes, 8 de diciembre de 2008

TAROUDANT


"Entramos a Taroudant a las siete. El calor reververa todavía por todas partes en los muros. Mientras deshago las maletas, pasa por la calle arrastrando los pies una procesión de guennaoua. Trato de salir por una puerta que da al patio, pero está cerrada con llave. Me asomo por una grieta y los veo pasar lentamente llevando faroles con velas. El golpeteo de los tambores hace vibrar el aire."

PAUL BOWLES: La ruta de Tassemsit
(Cabezas verdes, manos azules)

miércoles, 3 de diciembre de 2008

DJEMAÁ EL FNÁ (IV)


"La plaza de Djemáa-el-Fna es el mayor teatro del mundo, la última reliquia de aquella Edad Media que tenía el alma ingenua, la alegría fácil, los gustos groseros y violentos. Al declinar el sol comienza la fiesta: saltan los acróbatas, danzan los gnaua haciendo sonar sus castañuelas de cobre, cantan las campesinas sus fábulas de la montaña, suena la flauta del encantador de serpientes, el brujo desdentado elabora filtros de amor -el papel escrito, la pasta lunar, el alquitrán, el coriandro quemado, las aguas de los siete pozos cubiertos, el lodo de las siete fuentes, las hierbas meadas por una leona blanca- y los timadores sacan de sus arcas cientos de juegos trucados..."

MAURICIO WIESENTHAL: El esnobismo de las golondrinas

sábado, 29 de noviembre de 2008

DJEMAÁ EL FNÁ (III)


"Todas las guías mienten. Nos mienten nuestros propios sentidos. La plaza es la plenitud del color, del olor, del movimiento: la extrema tensión de la vida hacia su punto de explosión. Los círculos se hacen y deshacen y vuelven a hacerse como las formas del humo o las nubes. Hirvientes, el color y el olor. Y, a la vez, todo puede ser visto como desde el umbral de un sueño, sin penetrar en él, y puede todo quedar de súbito borrado. La plaza es, repentinamente, la multitud y su vacío: la desaparición de todos, de todo y del que mira." (...)

JOSÉ ÁNGEL VALENTE: Meditación del vacío en Xemaá-El-Fná

(Variaciones Sobre El Pájaro Y La Red, Precedido De La Piedra Y El Centro)

martes, 25 de noviembre de 2008

DJEMAÁ EL FNÁ (II)


"ágora, representación teatral, punto de convergencia : espacio abierto y plural, vasto ejido de ideas

campesinos, pastores, áscaris, comerciantes, chalanes venidos de las centrales de autocares, estaciones de taxis, paradas de coches de alquiler somnolientos : amalgamados en una masa ociosa, absortos en la contemplación del ajetreo cotidiano, acogidos a la licencia y desenfado del ámbito, en continuo, veleidoso movimiento : contacto inmediato entre desconocidos, olvido de las coacciones sociales, identificación en la plegaria y la risa, suspensión temporal de jerarquías, gozosa igualdad de los cuerpos"



"... chaquetillas y bombachos flamean sus colores brillantes y, dóciles a una señal del jefe, los gañanes giran con lentitud los extremos del eje y dan una, dos, tres vueltas completas en esbelto y gracioso equilibrio : mientras el público jalea y aplaude y agrega unos cuantos dirhames a su exiguo, modesto peculio : al soltarse, los más jóvenes emprenden, a tambor batiente, sus ejercicios de acrobacia : volatineros de textura elástica, realizan sus suertes audaces en ingrávido y veloz torbellino : las ruedas, brincos, saltos mortales, desafían las newtonianas leyes, se ríen de la ponderosa manzana, afirman la dúctil calidad de unos cuerpos forjados en el rigor y estrechez de una vida sin protección ni familia, abandonada a sus propios recursos desde la infancia más blanda : otros doblan el tronco atrás, tienden el costillar como fuelle de acordeón, pasan la cabeza por la entrepierna, dislocan los miembros, se desbaratan, parecen plegarse : sillas de tijeras que inesperadamente se transmutan, recobran la forma humana y hasta tienen el valor de forzar una tenue sonrisa cuando captan la mirada admirativa del respetable"

jueves, 20 de noviembre de 2008

DJEMAÁ EL FNÁ (I)


"A pocos pasos de los cuenteros tenían su sitio los escribanos. Había silencio alrededor suyo, la parte más silenciosa del Xemaá El Fná. Los escribanos no ensalzaban su capacidad; estaban allí sentados tranquilamente, hombres pequeños, enjutos, su escribanía delante; y jamás daban a uno la sensación de que esperasen clientes. Cuando miraban, te observaban sin especial curiosidad y al momento desviaban de nuevo la mirada. Sus bancos estaban dispuestos a cierta distancia unos de otros, de tal modo que era imposible que se oyesen entre sí. Los más avezados o quizás también los más antiguos se acurrucaban en el suelo. Allí recapacitaban o escribían en un mundo discreto, ajeno al desenfrenado bullicio de la plaza circundante. Era como si se les consultase sobre reclamaciones secretas, y puesto que todo sucedía públicamente se habían acostumbrado todos ya a pasar desapercibidos. Incluso ellos mismos apenas estaban presentes; sólo contaba una cosa: la callada presencia del papel."

ELIAS CANETTI: Las voces de Marrakesh.

viernes, 14 de noviembre de 2008

EL GRAN ATLAS


"La cordillera que contemplas es el telón de boca de un teatro: álzalo y penetra en él. El mundo que se extiende al otro lado responde a tus emociones y anhelos: abrupto, salvaje, abrasado por el sol y esculpido por la conjunción de los cuatro elementos. Lo presentiste primero en el espacio volcánico de Gaudí, luego en el páramo lunar del Gran Erg y las dunas sin fin de Tarfaya. No hay vegetación, no hay verdor, ninguna huella humana suaviza su desnudez y suntuosidad adusta. Las asomadas y ocultaciones del astro minúsculo que os calienta reiteran sus ciclos millones de años ante un anfiteatro vacío. Todos los colores y matices del espectro se combinan en una apoteosis escenificada para ti. Serás su único espectador si te desembarazas de los bienes y afectos que te retienen en este islote efímero."

JUAN GOYTISOLO: Telón de boca.

viernes, 7 de noviembre de 2008

ESTAMBUL



"Abandonando el patio de la pequeña mezquita, rodeó la tapia del cementerio. Por última vez observó las tumbas a través de una grieta. Aparecían temibles en la oscuridad. Una suerte de enanos con delantales blancos. Algunos tenían el cráneo puntiagudo, otros inclinaban la cabeza, ocultándose el rostro entre las manos. Tenían ojos verdes. Con sus enormes turbantes, permanecían silenciosos e insólitos como criaturas venidas de otro mundo. Oyó el murmullo del viento entre los cipreses. Una mujer con un pañuelo en la cabeza atravesó la calle. Corrió tras ella y le cerró el paso."

NEDIM GÜRSEL: La primera mujer.




jueves, 30 de octubre de 2008

NATALIA (28-10-2008)





"Probablemente -como dicen hoy los psicólogos- gritaba de horror por haber sido expulsada del lugar materno, por terror al recuerdo del estrecho túnel que había tenido que atravesar, por miedo a un mundo en donde todo es insólito, hasta el hecho de respirar y de percibir confusamente algo que es la luz de una mañana de verano. Tal vez hubiera experimentado ya unas salidas y entradas análogas, situadas en otra parte del tiempo; confusos retazos de recuerdos, abolidos en el adulto, ni más ni menos que los de la gestación y el nacimiento, flotaban quizá bajo aquel cráneo pequeño aún no suturado. No sabemos nada sobre todo esto: las puertas de la vida y de la muerte son opacas y se cierran pronto y bien para siempre."

MARGUERITE YOURCENAR: Recordatorios.

domingo, 26 de octubre de 2008

PALENCIA II


“Palencia era clara y abierta. Por cualquier parte tenía la entrada franca y alegre y se partía como una hogaza de pan. La calle mayor tenía soportales de piedra blanca y le daba el sol. Las torres también eran blancas, bajas y fuertes y, el río, maduro y caudaloso. Al otro lado del río estaba la vega poblada de viñas, hortalizas y árboles de frutas; surcada de canales. Por los canales iban las barcazas llevadas por mulas que tiraban de maromas desde la orilla y resbalaban con sus cascos en el fango. El agua de los canales tomaba, con el poniente, un color lánguido y fecundo de azul blanquecino con reflejos verdes o rojos.”

RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO: Industrias y andanzas de Alfanhuí.


lunes, 20 de octubre de 2008

EL HOGAR QUE PUDO SER


A N. V. DE G. S.

“El insondable mar, y las lágrimas, y el tiempo,
las hazañas de los héroes y los crímenes de reyes
nos separan; y el río de los acontecimientos
durante eternidad de años hacia este y oeste
ha mecido nuestras cunas con más fuerza. Me resultas
extranjera, como cuando los marinos al amanecer
divisan una tierra a lo lejos sin saber cuál es.
Así me acerco vacilante; así navego
en torno a tu islote misterioso, y contemplo
rompientes y grandes montañas y bajíos fluviales
imponentes,
y oigo desde la orilla voces que llaman de tierra adentro.
Extraño es el corazón del marino; espera, teme;
se aproxima y se distancia de esa costa;
por fin repara su velamen desgarrado, y hacia el piélago
enfila su destrozada proa, retirándose inquieto.
Sin embargo, al irse, piensa sobre el timón
en aquella isla brillante; allí donde temió tocar,
vuelve su espíritu a aventurarse; y durante muchos años,
allí donde dormita junto a su mujer, a salvo en casa,
pensamientos de esa tierra le vuelven a visitar;
ve que las montañas eternas le hacen señas, y se despierta
con el anhelo de aquel lejano hogar que pudo ser.”

ROBERT LOUIS STEVENSON


jueves, 16 de octubre de 2008

BRUJAS VII


"Porque en todas las fachadas y a lo largo de las calles, ese gris cambia de tono hasta lo infinito: las unas están estucadas con un verde pálido, mientras que otras aparecen con unos ladrillos desteñidos, con sus junturas blancas; pero a su lado hay ladrillos negros, carboncillo severo, como aguafuertes quemados, cuyas tintas ensombrecen y atemperan los colores cercanos demasiado claros; y, en conjunto, lo que predomina es un gris, que flota y se propaga a lo largo de los muros alineados como los muelles. El tañido de las campanas también creeríase que es más bien negro; pues esparcido, fundido en el espacio, llega en un rumor igualmente gris que se desliza, estremece y ondula sobre el agua de los canales."

GEORGES RODENBACH: Brujas, la Muerta.




lunes, 13 de octubre de 2008

BRUJAS VI: CAFÉ VLISSINGHE


"Mientras escribo se han consumido los últimos troncos de la chimenea en el viejo café Vlissinghe y los retratos de mis poetas simbolistas se han vuelto turbios. Todo ha regresado a la oscuridad sagrada y primitiva en este reino despótico del silencio. Las jóvenes que me rodeaban se han convertido en viejas damas y, maquilladas con su color de tierra, se han perdido en las porcelanas que decoran el café."

MAURICIO WIESENTHAL: El esnobismo de las golondrinas.



viernes, 10 de octubre de 2008

BRUJAS V: HOSPITAL DE SAN JUAN


"Jardines interiores orlados de boje, salas de enfermos, lejanas todas, en las que se habla en voz baja. Algunas religiosas pasan, ahuyentando apenas un poco de silencio, como los cisnes de los canales desplazan apenas un poco del agua que surcan. Flota en el ambiente un olor de ropa blanca húmeda, de cofias que se han deslustrado con la lluvia, de paños de altar recién salidos de viejos armarios."

GEORGES RODENBACH: Brujas, la Muerta.


FERNAND KHNOPFF: Reflejo

"No hay que creer que la palabra sirva jamás para las verdaderas comunicaciones entre los seres. Los labios o la lengua pueden representar al alma del mismo modo que una cifra o un número de orden representa una pintura de Memling, por ejemplo; pero desde el momento que tenemos verdaderamente algo que decirnos, nos vemos obligados a callar; y si en esos momentos, resistimos a las órdenes invisibles y apremiantes del silencio, hemos hecho una pérdida eterna que los más grandes tesoros de la sabiduría humana no podrán reparar, porque habremos perdido la ocasión de escuchar otra alma y de dar un instante de existencia a la nuestra; y hay muchas vidas en que tales ocasiones no se presentan dos veces..."

MAURICE MAETERLINCK: El silencio


FERNAND KHNOPFF: Silencio.


martes, 7 de octubre de 2008

DAMME


"Los árboles crecen inclinados en el camino de Zeebrugge a Brujas, porque el viento dominante sopla siempre desde el mar. Sería capaz de llegar a Brujas, a ciegas, preguntando sólo hacia qué punto del horizonte se inclinan los troncos. Hago memoria y veo dibujarse el camino en una tabla antigua, amarilla y desnuda. Veo las flores malvas junto al dique, las dunas de las playas, las altas torres de las iglesias. Recuerdo bien los nombres de aquellos pueblos campesinos que parecen dormidos, misteriosos y casi vegetales, en la llanura flamenca: Termuyden, Ostkerke, Lissewe, Lisseweghe y, finalmente, Damme."

MAURICIO WIESENTHAL: El esnobismo de las golondrinas.





jueves, 2 de octubre de 2008

GANTE


"Pero llueve, llueve, llueve. ¿Quién dijo que en Flandes ya se había puesto el sol? Marquina hablaba de memoria. En Flandes no sólo no se ha puesto el sol. Es que jamás ha salido, al menos estando yo allí. Son mil años de lluvia, de nubes que se desgarran en los piñones dorados de los tejados y se condensan en las góticas aspilleras. Dentro de las casas ha habido monjes miniando códices, maestros esculpiendo tallas, pintores sacando nácar a los rostros de la Virgen, dibujando burgueses felices entre bodegones a la luz de los candelabros."

MANUEL VICENT: Viajes, fábulas y otras travesías.

domingo, 28 de septiembre de 2008

PADRÓN


“Sólo veíamos unas luces mecidas por el viento. El Sar seguía su viaje en la noche. «La pequeña Francia», el país que cantó Rosalía, «el padrón» de la Barca Jacobea: dejábamos en la lluvia y el viento una de las más entrañables tierras gallegas.”

ÁLVARO CUNQUEIRO: El pasajero en Galicia

sábado, 27 de septiembre de 2008

CATOIRA


"El viajero que ha entrado en tierras pontevedresas cruzando el río Ulla en Puente Cesures, puede acercarse a Catoira a ver las torres que defendían la tierra contra el normando. Un obispo de Iría Flavia murió de saeta viquinga aquí, donde son los muñones que dicen Torres del Oeste."

ÁLVARO CUNQUEIRO: Pontevedra-Rías Bajas

jueves, 25 de septiembre de 2008

A TOXA


"Luces no usadas vienen del mar. En la noche envuelve al viajero un silencio extraño y profundo, aunque pretenda turbarlo el viento que "funga" en los pinos, o el mar que rompe poderosas olas en la Lanzada. Y desde la calma restauradora de La Toja, el viajero puede contemplar la boca de la ría, el pintoresco Grove, los caseríos de la parroquia de Villalonga, Cambados y Villanueva, y la isla de Arosa. En la tranquila noche la isla parece haberse hecho a la mar, parcela de tierra navegante como una de las Floridas medievales, o la isla de San Brendan. Una brisa tibia y perfumada saluda las frentes de los que en la isla van."

ÁLVARO CUNQUEIRO: Pontevedra-Rías Bajas


domingo, 21 de septiembre de 2008

CAMBADOS


"Cualquier día del año es bueno para ir a Cambados. Florece en invierno la camelia en los cerrados huertos. Es Cambados una buena posada para comer los peces de la mar de Arosa, y los mariscos, acompañados de un albariño galán. La cocina cambadesa es de primera calidad, con su pulpo, sus empanadas de xouba o de croques, sus tartas de almendra. En Agosto, en el parque del pazo de Bazán, donde son árboles seculares que vieron pasear a la señora condesa de Pardo-Bazán, se celebra el concurso del vino albariño, y acuden a él albariñenses de toda Galicia. Y tras la cata postrera, que dice cuál vino albariño del año es el mejor, el sol, que asistió a la fiesta, se despide de Cambados vistiéndose en el horizonte con largas gasas carmesíes, que ponen sus reflejos en los arcos inolvidables de Santa Mariña."

ÁLVARO CUNQUEIRO: Pontevedra-Rías Bajas

martes, 16 de septiembre de 2008

COMBARRO


"De Combarro, dice Otero Pedrayo que no hay pintor ni aguafortista gallego que no haya intentado recoger el encanto de las casas labriegas y marineras a la vez, de las estrechas ruas empedradas en las que el carro de labranza y el arado descansan al lado de la dorna, el grano de maíz junto al alga marina. Hasta las aguas de la ría llegan los hórreos, donde los de Combarro guardan la cosecha agraria, al estilo de las gentes palafíticas de antaño. La onda marina muere dulce junto a las fuertes patas del cabozo."

ÁLVARO CUNQUEIRO: Pontevedra-Rías Bajas


sábado, 13 de septiembre de 2008

A LANZADA


"La ola negra y bordeada de espumas se levanta para tragarlas y sube por la playa, y se despeña sobre aquellas cabezas greñudas y aquellos hombros tiritantes. El pálido pecado de la carne se estremece, y las bocas sacrílegas escupen el agua salada del mar. La ola se retira dejando en seco las peñas, y allá en el confín vuelve a encresparse cavernosa y rugiente. Son sus embates como las tentaciones de Satanás contra los Santos. Sobre la capilla vuelan graznando las gaviotas, y un niño, agarrado a la cadena, hace sonar el esquilón. La Santa sale en sus andas procesionales, y el manto bordado de oro, y la corona de reina, y las ajorcas de muradana resplandecen bajo las estrellas."

RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN: "Flor de santidad"






"Pero muy cerca, en la parroquia de Noalla, existe una playa en la que las olas tienen tanta virtud mágica como medicinal tengan los lodos de La Toja. Es la Lanzada, fuera de la ría, en la costa oceánica. Ocho kilómetros largos de playa, golpeada sonoramente por el Atlántico. En ciertos días, tomando las mujeres estériles, a las doce de la noche, un baño de nueve olas, se convierten en fecundas. Nuestra Señora de la Lanzada, desde su ermita, presencia el rito, que ilumina la luna llena. Dicen que donde se alza ahora el santuario, hubo un faro fenicio, para ayuda de los que navegaban al trato del estaño, luego romano y más tarde fortaleza del obispo Sisnando contra normandos. Pasaron los siglos y los reinos, pero María está allí, protegiendo a las bañistas de las nueve olas. El océano, cuando el sol se pone, se tiñe de verde, y los labios reconocen el amargo de la sal marina. Cerca de la ermita, en recientes excavaciones, han sido encontradas sepulturas antropoides. Quién sabe de qué gentes, que han querido enterrarse en la vecindad del Mar Tenebroso, escuchando su voz, monótona y majestuosa."

ÁLVARO CUNQUEIRO: "Pontevedra-Rías Bajas"

miércoles, 10 de septiembre de 2008

O CORPIÑO II



"La Virgen del Corpiño cura a los atabanantados del país, a los poseídos por el demonio, a los maníacos furiosos. Es una romería extraña, y a veces espeluznante. La Virgen del Corpiño sosiega a los ofrecidos, y hay quien confiesa haber visto, desde la alta torre del templo, huir por los caminos a demonios plurilingües, dejando un rastro de azufre en el aire."

ÁLVARO CUNQUEIRO: "Pontevedra-Rías Bajas"