domingo, 26 de octubre de 2008

PALENCIA II


“Palencia era clara y abierta. Por cualquier parte tenía la entrada franca y alegre y se partía como una hogaza de pan. La calle mayor tenía soportales de piedra blanca y le daba el sol. Las torres también eran blancas, bajas y fuertes y, el río, maduro y caudaloso. Al otro lado del río estaba la vega poblada de viñas, hortalizas y árboles de frutas; surcada de canales. Por los canales iban las barcazas llevadas por mulas que tiraban de maromas desde la orilla y resbalaban con sus cascos en el fango. El agua de los canales tomaba, con el poniente, un color lánguido y fecundo de azul blanquecino con reflejos verdes o rojos.”

RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO: Industrias y andanzas de Alfanhuí.


3 comentarios:

merlos dijo...

Leí este libro hace tanto tiempo que sólo me quedo el poso de un buen sabor, pero había olvidado su geografía. Lo retomaré, si me es permitido, para usarlo en mi rincón. Veo que era Palencia aquella insinuación nocturna de hace varias entradas... Con Palencia ciudad me sucede algo parecido a lo Alfanhuí (el libro que ahora no suelta el del Caballo de Troya), allá estuve por el 93, y con la cámara rota desde el inicio del viaje.

amparo dijo...

Hay una foto que no puedo ver. Qué bello el sol (un poco frío) entre lo verde.

lys dijo...

Es una gozada pasearse por tus rincones y escuchar tu música.

Saludos