lunes, 13 de octubre de 2008

BRUJAS VI: CAFÉ VLISSINGHE


"Mientras escribo se han consumido los últimos troncos de la chimenea en el viejo café Vlissinghe y los retratos de mis poetas simbolistas se han vuelto turbios. Todo ha regresado a la oscuridad sagrada y primitiva en este reino despótico del silencio. Las jóvenes que me rodeaban se han convertido en viejas damas y, maquilladas con su color de tierra, se han perdido en las porcelanas que decoran el café."

MAURICIO WIESENTHAL: El esnobismo de las golondrinas.



10 comentarios:

mewèll dijo...

Por supuesto no me importa, todo lo contrario, es un halago estar aquí, de alguna forma compartimos la experiencia de haber estado en ese lugar, el Café Vissinghe.

Un saludo,

Miguel

lys dijo...

Tuve el placer de visitar Brujas y es una ciudad encantada. Preciosas tus fotos y el texto. Wiesenthal me gusta. Es un snob exquisito y muy entretenido, gran escritor.


Un saludo

magdalena dijo...

Es como si todos los cafés del mundo, de lento tostar, se hubiesen reproducido en los colores de la fotografía. Casi que tiene aroma.
(Hoy, a la hora del café).

Leandro dijo...

Excelentes tonos, me encantó.

Claude Lacombe. dijo...

Bendita profundidad de campo...

momo dijo...

Si...
Haig Yazdjian, poca gente lo conoce pero tú tienes un espejo mágico.
Tengo ganas de volver a pasear por los rincones que me gustan de memento , tengo suficiente con aterrizar. Un abrazo

amparo dijo...

Genial otra vez Satie, aunque esta pieza ya se han ocupado algunos de contaminarla.

La foto, íntima y cálida.

Saludos

leo dijo...

Ese café invita a la intimidad, a la lectura...

gloria dijo...

Yo haría un monumento al café y a los cafés.
El que representan ¡ precioso !
Un saludo

maría nefeli dijo...

Visité ese café hace algunos años y me ha traído recuerdo tu fotografía...hermosa melodía también la de Satie...