jueves, 25 de septiembre de 2008

A TOXA


"Luces no usadas vienen del mar. En la noche envuelve al viajero un silencio extraño y profundo, aunque pretenda turbarlo el viento que "funga" en los pinos, o el mar que rompe poderosas olas en la Lanzada. Y desde la calma restauradora de La Toja, el viajero puede contemplar la boca de la ría, el pintoresco Grove, los caseríos de la parroquia de Villalonga, Cambados y Villanueva, y la isla de Arosa. En la tranquila noche la isla parece haberse hecho a la mar, parcela de tierra navegante como una de las Floridas medievales, o la isla de San Brendan. Una brisa tibia y perfumada saluda las frentes de los que en la isla van."

ÁLVARO CUNQUEIRO: Pontevedra-Rías Bajas


9 comentarios:

simalme dijo...

Me han contado que es precioso

SELMA dijo...

El recuerdo que tengo de La Toja se aproxima mucho a la descripción que de ella hace Álvaro Cunqueiro, y que con tu preciosa foto queda reflejada..infunde paz, calma y se asemeja a un barco que con todo sigilo se ha puesto a navegar...

Un beso Rubén.

amparo dijo...

Pues mi recuerdo tiene que ver con un Hotel donde vi y viví una increíble escena que parecía de principio de siglo (XX) y jamás olvidaré.
Y una cerveza muy rica.
Y un olor intenso a sal.

Foto de esas redondas, aunque me gustan con un poco más de misterio.

Saludos

ANA DE LA ROBLA dijo...

Hermoso recorrido por el norte. Bien está desmitificar un poco ese ocultismo de la tierra de las meigas y ofrecer su rostro más resplandeciente. Besos.

merlos dijo...

Curiosamente La Toja no es de los lugares que más me gusten de Galicia. Me pareció muy tocada, tal vez hoy esté más recuperada porque mis visitas fueron de fines de los setenta (cuando aún Galicia era de difícil acceso) y luego en 1990 y 1993. Y con la ermita de las conchas no puedo (significados aparte)... Sin embargo Rubén, lo que veo en la foto no tiene nada que ver con mi recuerdo. Y ese jarrón, como los de Bonavía que jalonan todo Aranjuez...

leo dijo...

No sé qué decir. Estás pasando uno por uno por lugares que me llevan a mi adolescencia por un camino con una sola vía.

Anónimo dijo...

Bella fotografía, que me traen lindos recuerdos del mar rompiendo las olas y la musica de un piano.
Salu2

Abril dijo...

Me enamoró la Illa da Toxa. Además fue la primera vez que estuve en un SPA y me vino genial. Un saludo.

RosaMaría dijo...

Maravillosos recuerdos se despiertan en mí gracias a tus fotos y las poesías. Gracias.