domingo, 28 de septiembre de 2008

PADRÓN


“Sólo veíamos unas luces mecidas por el viento. El Sar seguía su viaje en la noche. «La pequeña Francia», el país que cantó Rosalía, «el padrón» de la Barca Jacobea: dejábamos en la lluvia y el viento una de las más entrañables tierras gallegas.”

ÁLVARO CUNQUEIRO: El pasajero en Galicia

15 comentarios:

Abril dijo...

Qué preciosidad. Parece una pintura. Un saludo.

SELMA dijo...

Tiene razón Abril, parece un cuadro "Puntillista", es toda delicadeza esta foto y la música "in crescendo", y luego se vuelve reposada, calma, hasta este final con brio... Un regalo para los sentidos, Rubén.

Un beso.

Diarios de Rayuela dijo...

Aquí se hace obligada la reiteración. Qué se puede decir sino lo mismo: qué pedazo de foto. Espléndida. Enhorabuena.

gloria dijo...

Ya duermen en la tumba las pasiones
el sueño de la nada;
¿es,pues,locura del doliente espíritu,o gusano,que llevo en mis entrañas?
yo sólo sé que que es un placer que duele...

R.d.C

amparo dijo...

Esta foto es un cuento.

rubén dijo...

Gracias por los comentarios. Creo que con esto termino con Galicia de momento. ¡Ya está bien de tanta morriña y tanta gaita! Besos.

Anónimo dijo...

jaja ¡ Qué simpático!

samsa777 dijo...

Qué belleza de foto. Es increíble. Un aplauso para tu ojo, y gracias de parte de tus lectores...

rubén dijo...

Los de Cunqueiro, Fran, los de Cunqueiro.

Gloria, tenía en borrador una entrada de Rosalía, pero me gustó esta como final de la serie. La pondré en otra ocasión.

gloria dijo...

Gracias Rubén.Hace tiempo que no voy a Mondoñedo ¿ sigue ese personaje vestido de Mago Merlim en la plaza, enfrente de la catedral?, y que me dices del Museo de la catedraly el guía acompañante?,creo que me trastornó unos dias.¡ para escribir un libro!.
No dejes demasiado tiempo el tema Galicia, cómo dice Cunqueiro: "todos los años se pierde una canción y una historia,se pierde hasta la memoria de los milagros"
Saludos

Cristian dijo...

Hola Rubén,

La abundancia en el detalle. Lo expansivo del punto.

Abrazo

rubén dijo...

¡No conozco Mondoñedo! En el próximo viaje a Galicia no me lo pierdo.

conde-duque dijo...

Ay, Padrón, mi patria chica (por familia paterna). ¿Te gustó? Cuéntanos.

Hay muchos escritores padroneses para elegir: Juan Rodríguez del Padrón (el de Macías O Namorado), Rosalía, Nicomedes Pastor Díaz, Cela...

"O triste son da campana,
vagoroso a min chegou…
¡Tocaba a morto por eles!…
¡Padrón!… ¡Padrón!
Santa María…, Lestrove…
¡Adiós! ¡Adiós!"

PD: yo tampoco he estado aún en la cuna de Cunqueiro. Error imperdonable.

rubén dijo...

Estuve muy poco tiempo. La primera impresión se corresponde con lo que dice Cunqueiro:

"...me sorprenderá que Padrón no tenga la estupenda antigüedad que mi imaginación le atribuye: hubiese querido verle un puente de esos de la romántica caballeresca medieval, un puente con almenadas torres, o un puente como el viejo florentino, con tiendas de plateros; y que la iglesia de Santiago fuese algo así como Santa María del Naranco, con un balcón de dorada piedra sobre el Sar..."

Claro, que la imaginación de Cunqueiro estaba siempre desbocada. Ahora en serio: un sitio precioso.

RosaMaría dijo...

Naravilloso Padrón, me traes recuerdos inolvidables, la casa de Rosalía de Castro (para leer sin fin)sus lugares recónditos y "enxebres", su vieja estación de tren, sus pimientos tradicionales. En fin, un resorte saltó desde mi corazón hacia tu blog. Cariños