domingo, 14 de diciembre de 2008

LARACHE


“En Larache el pasado está prendido, suspendido en el aire. Quizá cualquier otra ciudad de la costa posea más testimonios en que sustentarlo y, sin embargo, aquí se siente con aguda intensidad. Basta pasar por la Puerta del Mercado, cruzar el bullicioso zoco repleto de tiendas con la más variada mercancía y, entrando por la Puerta de la Kasba, pasear por las cercanías de la mezquita hasta los antiguos muros, hasta la plaza del pequeño museo arqueológico, donde un restaurado bastión señala una vez más otros siglos con presencia española. Incluso en las calles más modernas, entre la plaza mayor y el mercado, paredes blancas, puertas y ventanas siempre azules, el pasado llega con cada bocanada de brisa atlántica.”

RAFAEL GUILLÉN: El país de los sentidos.

8 comentarios:

amparo dijo...

Muy bonito el cielo neblinoso comiéndose las casas.

¿Cambiaste el color del fondo o vuelvo a equivocarme?

Saludos

simalme dijo...

Me recuerda a "El cielo protector"

lys dijo...

Preciosa música que junto con el texto transporta al otro lado del estrecho, hasta ese país de los sentidos, donde todo se magnifica.

Un saludo

Elvira Coderch dijo...

Esas "puertas y ventanas siempre azules"... ¿serán del mismo azul que en Túnez? Recuerdo ese color especial combinado con las paredes blancas y las buganvillas, una preciosidad.

Hablando de preciosidades... un beso para Natalia.

paisajescritos dijo...

Desconocía obra en prosa de Rafael Guillén. Larache siempre resulta muy cercano, le sucede a Tánger o a tetuán.

leo dijo...

¡Qué foto! Las nubes se comen la ciudad. ¿Huye de ellas la niña?

rubén dijo...

Perdón por el abandono, pero estoy sin conexión. Intentaré seguir publicando al mismo ritmo.

Hubo que corregir el color después de digitalizar la diapositiva, pero la original era más o menos así. Cinco minutos antes lucía el sol. Mientras cruzaba el río en barca, Larache desapareció en la niebla.

Natalia os manda un beso. Ahora está aún más guapa.

Cristian dijo...

Hola Rubén,

Muy buena serie que se sigue extendiendo. La paternidad es todo un desafío...je

Les quería desear una feliz navidad y un 2009 inmenso de alegrías.

Abrazo