jueves, 24 de julio de 2008

SANTIAGO DE COMPOSTELA VII


"El nombre de Compostela viene del latín compositum tellus, que significa "cementerio". Antes hemos visto un camposanto que se encontraba extramuros (...), y aquí estaba, en el centro de la ciudad y desde tiempos pretéritos, una necrópolis sagrada donde se enterraba a los druidas. La Quintana sirvió luego de sepultura para mártires, y aquí fueron inhumados Aurelio, Asaribo, Felicísimo y Armenio después de ser trasladados de Tréveris. De cualquier modo, esto nunca fue el Campo de la estrella, que se inventaron los partidarios del Suplantador."

RAMÓN CHAO: "Prisciliano de Compostela"



TELÉMACO


5 comentarios:

Selma dijo...

Buenas noches Rubén ,
Volveré a por la pieza musical, ahora mismo no la puedo cargar...

Pero tanto la foto... inquietante ella y magnífica, como el texto de Ramón Chao Gallego de pro y que admiro profundamente, me han gustado como todo lo que nos sigues ofreciendo... Pero te agradezco el descubrimiento de Telémaco ¡Qué bien dibuja!

Un beso Rubén.

Inuit dijo...

Rubén ,Qué magníficas todas las entradas! Estoy segura que serías capaz de hacer mil entradas del mismo tema. Me sorprende tanta capacidad de citar textos,no sé qué meigas te ayudan.
La sombra tan negra en el muro me hace pensar en los espíritus vagabundos de la necrópolis de milenios druidas.
Felicidades a la ciudad por su onomástica y a ti, por enseñaros y hacérnosla conocer desde tu sensibilidad.
Inuits

leo dijo...

Cada uno nos cuenta la historia como le parece, eso no es muy tranquilizador para los que no tenemos ni idea, jo...
Gran descubrimiento, el fantástico Telémaco y sus dibujos.
Un beso, en la fiesta del Santo Patrón.

rubén dijo...

La verdad es que no lo he hecho coincidir, cuando empecé la serie no me acordaba de que hoy era San Prisciliano :-)

La música, desisto. Parece que esta entrada prefiere quedarse muda.

Y el blog de Telémaco, un gran descubrimiento. No os perdáis el de fotos (Wakarimasen)
http://raislost.blogspot.com/

Gloria dijo...

¡ Qué placer, Santiago ! ¡ Gracias!
Prontiño voy para allí.
Un saludo