miércoles, 9 de julio de 2008

SANTIAGO DE COMPOSTELA II


"Ahora, antes de entrar en Santiago horro en saberes, simple en la fe como un peregrino y turbado como un rústico en la urbe, sólo me resta confesar que entrando en Santiago por cualquiera de sus siete puertas, tales siete que en el Calixtino vienen dichas, siempre me tomó un azoramiento y desasosiego que pudo conmigo y me descabaló; lleno de sueños, habitado por extremadas fantasías y poco menos que viendo visiones y oyendo las más remotas y oscuras voces -no todos, como en el verso de Péguy, pueden vivir en pleno misterio con vivacidad-, mis estancias compostelanas son, sin duda, los días de mi vida que hayan contribuido más a hacer mis razones, mis deseos y mis temores, y al final, el hombre que soy."


ALVARO CUNQUEIRO: "El pasajero en Galicia"


4 comentarios:

Ane dijo...

Mi padre es un enamorado de Galicia, tanto, que yo tengo en mi lista de tareas pendientes viajar por tierrras gallegas. un saludo.

lys dijo...

Tan sólo he estado en Santiago una vez y no consiguo dejar de pensar que tengo que regresar, que me quedan muchas cosas por ver y sentir.

Saludos.

amparo dijo...

Esta foto es extraordinaria. Sobran las palabras.

Inuit dijo...

Las personas que no somos nómadas de condición, nos sentimos plenamente afines al sentimiento que expresa Cunqueiro,como un lugar nos configura y nos define.
Inuits