jueves, 29 de mayo de 2008

TOZEUR


"La primera vez que llegué a Tózer y me detuve en la plaza mayor del pueblo -la plaza Ech Chabbat- tuve la impresión de que me rodeaba -en aquella lejanía sahariana, tan diferente de mi propio país- algo familiar. Cuando volví a visitar el lugar mi impresión se reforzó. Era, aunque parezca difícil de creer, la arquitectura la que me llamaba. No pretendo aquí establecer ninguna teoría; dejo ese menester a los sabios. Digo solo mi impresión. Bajo el arco azul del cielo, el aire seco, la luz transparente; sobre el suelo arenoso, aquellas torres octógonas, aquellas casas, todo en ladrillo cocido al sol, ladrillo rosado, en dibujos geométricos de rombos, de ángulos, de cruces, de paralelas, de perpendiculares; hiladas de ladrillo humilde y artesanal interrumpido a veces por blancos planos de pared encalada; o de mampostería; todo aquello, repito, me recordaba las torres mudéjares de Aragón, las casas e iglesias de Toledo. Y el ladrillo de Coca y de Talavera, de Cuéllar y de Sahagún, de Toro y de Arévalo. Ladrillo "moro" de Castilla... ¿O ladrillo "español" de Qastilya"? ¡Quién sabe!"

ALFONSO DE LA SERNA: "Imágenes de Túnez"



12 comentarios:

Selma dijo...

Hola Rubén!
Te devuelvo gustosa la visita, y me encuentro como en casa, estas preciosas fotos, este texto y esta música! Cierro los ojos y estoy en Tozeur, con su gente, sus niños de ojos maravillosos...

Un millón de GRACIAS Rubén! No sabes lo bien que me ha ido esta visita, hoy lo necesitaba...

Besos.

Diarios de Rayuela dijo...

Llega uno aquí casi por azar y se encuentra con unos cuantos lugares hermosos de los que algo sabe. Y pasea por este álbum de magníficas fotos, de textos bien traídos, sintiendo a la vez el placer de lo recién descubierto y la familiaridad de lo que bien nos acoge desde el principio.
Enhorabuena por esta sugerente bitácora.

rubén dijo...

Selma: me alegro entonces de que haya sido hoy (ayer, ya). Gracias a ti, por la Tabboule y por todo lo demás.

Diarios de Rayuela: nada sucede por azar. Lo mismo he sentido yo al visitar tu blog. Tal vez te robe alguna cita para unas fotos que tengo en la parrilla de salida.

juanitosoy dijo...

Estimado Rubén:
No se puede imaginar lo gratificante que es para mí dejar vagar la vista por este espejo que huye...
Verdaderamente es nutritivo para el espíritu.
Muchas gracias y un abrazo!!

OLISSIPO dijo...

Rubén,
Te has superado. Sencillamente una entrada inmejorable.
Un abrazo

http://www.lacoctelera.com/noeposible dijo...

Había escrito un comentario, pero debí de olvidarme de enviarlo correctamente.
Bueno, te decía que, aunque todas las fotos son maravillosas, con ese cálido naranja silencioso, me quedo con la primera, más exactamente con la luz y el agujero de la puerta,abajo.
Preciosas.
Saludo.

Ane dijo...

Un precioso texto y una preciosa música que acompañan a tus fotos, que como siempre, consiguen transportarnos un poquito a los lugares por los que tú transitas. un saludo

rubén dijo...

Juanitosoy, Olissipo, Amparo, Ane: gracias por visitarme. Os leo.

leo dijo...

Yo también me quedo con la primera foto, con su luz, con la curiosidad de saber qué mira la mujer... Y con unas ganas tremendas de viajarrrrrrrrrrrr.
Un beso, maestro.

merlos dijo...

Preciosas fotos, espectacular la primera.
De múscia me esperaba a Franco Batiatto y sus trenes de Tozeur :)

rubén dijo...

Leo: entonces ya estás haciendo las maletas. No hay excusa.

Merlos: he estado a punto, y sabía que alguien me lo iba a decir ;-)

Alvaro Peña dijo...

Vengo a través del blog de José Ato, y me han encantado tus fotos, especialmente esta primera. Es increible