viernes, 21 de marzo de 2008

MAHDIA


"Como siempre que estoy en una ciudad nueva, me invade una marea de pensamientos, de recuerdos y de visiones, y el sueño no llega sino muy tarde, casi al alba, cuando el almuédano de la mezquita más cercana ha terminado hace mucho rato su llamada a la oración."

ISABELLE EBERHARDT: "Recuerdos del Sahel tunecino"





"El Mahdia es una ciudad edificada en nuestros tiempos por El Mahdi, el hereje, primer califa de Cairuán. La construyó a orillas del Mediterráneo en un espolón montuoso que entra en la mar; la rodeó con altas y fuertes murallas, grandes torres y puertas guarnecidas de hierro. También se protegió bien el puerto con buenas murallas. El Mahdi llegó a esta tierra a guisa de peregrino y se atrajo la adhesión de los habitantes fingiendo ser descendiente de Mahoma, hasta el punto de que con la ayuda del pueblo se hizo llamar, para tener más crédito, el Califa el Mahdi, es decir el pontífice guiado."

LEÓN EL AFRICANO: "Descripción general de África"

Mª Elena Morató: Mahdia

12 comentarios:

samsa777 dijo...

La entrada es fantástica, pero la primera fotografía me parece, sencillamente, una obra maestra: increíbles el dinamismo, el color, la luz, el concepto.

Un abrazo.

ema dijo...

Qué bella palabra "almuédano", tan sonora ella..., claro. Y la primera foto maravillosa: sofisticada en su austeridad, austera en su sofisticación: unos pocos colores, el movimiento de la mujer, cuatro o cinco materias diferentes: cuerpo, telas, piedra, luz. Una intensidad en algo que pareciera no tenerla. O la intensidad de quien mira y compone y que se deja (entre)ver.

amparo dijo...

Me gusta el añil desprendido de la primera foto y el movimiento.
La serie de miniaturas queda genial, son preciosas tal y como están dispuestas.Perfectas.
Un saludo

leo dijo...

Qué preciosidad de entrada, Rubén. Todo es bello en ella. Gracias.

ANA dijo...

La foto. Es un cuadro, está viva.
Parece un sueño paralizado en un momento de éxtasis visual.
Un beso Rubén.
ana.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Regreso y me voy de viaje una vez más, contigo, al aroma más intenso, a las callejuelas incesantes, a los sonidos del atardecer, al trampantojo de las horas.
Hermoso regreso, sí.

rubén dijo...

Gracias. Una vez más me dejáis sin palabras.

Cristian dijo...

Rubén,

Sabía que tenías otras armas además del retrato paisajista y del detalle urbanístico, ambos bien llevados por el ojo de tu cámara.

La primera foto es fantasmagórica, como el más reciente título de Vila-Matas: "Exploradores del abismo".

Abrazo

ema dijo...

Gracias a vos, Rubén, por no "quejarte" de que la haya incluido en mi blog.
besos, e. :)

simalme dijo...

¿Has visitado todos estos sitios? ¿Para cuando Sevilla?

mentecato dijo...

Aunque me repita en la apreciación, qué maravilla es venir aquí.

Un fraternísimo abrazo.

anaís dijo...

He cruzado el puente desde "Última llamada a los viajeros", de Noesposible, y me he permitido decirte que tus fotografías caminan solas, a través del tiempo, inmarcesibles.

Túnez es un buen lugar para perderse. Lo visité en 2003. Me gustaron especialmente las termas de Cartago, la Medina de los Zocos (ese laberinto imposible de especias y colores) y un precioso pueblo blanco y azul mediterráneo: Sidi Bou Saïd.

Enhorabuena por esta orilla, este espacio de calidad.