miércoles, 5 de marzo de 2008

DUIRET

"¿Dónde estará la tierra de las mezquitas santas y de las tumbas morabitas, la tierra áspera y resplandeciente en la que arde la llama de la fe y en la que fuimos tan felices? ¿Dónde está todo eso? ¿Volveré a verlo algún día?"

"Ahora me doy cuenta, para no equivocarme nunca más, que todo ese encanto que atribuimos a determinadas regiones de la tierra sólo es una añagaza y una ilusión; mientras que la naturaleza que nos rodea responda a nuestro estado anímico, creemos descubrir un esplendor, una belleza especiales... Pero cuando nuestra alma efímera cambia, toda esa naturaleza se viene abajo y se desvanece."

ISABELLE EBERHARDT: "Los diarios de una nómada apasionada"


9 comentarios:

ANA dijo...

Veo que eres un hombre de recursos, pero que no tienes esperanza?, Goear volverá,
deberíamos esperarle como Penélope, jajaj
Bueno, Hay escenas de la peli "Babel" que podrían haber sido rodadas en esas colinas desiertas con olor a nada.
Silencio y tristeza, eso me enreda en ellas.
Una belleza extraña,
Un abrazo,
ana.

Monica Alvarez dijo...

Hola Rubén:
Muchas veces el deseo es más grande que lo deseado.Tendemos a idealizar o ilusionarnos con algo y después comprobamos que no era lo que eperabamos.Ojalá se cumplieran nuestras espectativas.
Un abrazo desde Chile

rubén dijo...

Ana: Goear volverá, pero mientras tanto no vamos a quedarnos sin escuchar a Anouar Brahem. Una belleza extraña, sí, la de Duiret, Chenini y otras aldeas trogloditas abandonadas.

Mónica: El segundo fragmento lo escribió en un mal momento. En realidad la fascinación por esos paisajes acompañó a Isabelle Eberhardt hasta su muerte.

amparo dijo...

Fíjate, me gusta lo negro que no es sombra. El interior.

Fotos estupendas como siempre. NO he leído Los diarios, pero lo haré.
Saludos

TWO dijo...

Bendita subjetividad reflejo de nuestra alma y cuna de todas las emociones....
Preciosa entrada..
Un beso.
Natalia

rubén dijo...

Amparo: También te recomiendo sus relatos argelinos.

Natalia: Subjetividad que atribuye al paisaje nuestras propias emociones. Como en Espronceda (Me gusta ver el cielo con negros nubarrones...)

samsa777 dijo...

Qué hermoso "[...] toda esa naturaleza se viene abajo".

Las fotos, abrumadoramente bellas... arquitectura desprovista de artificio...

Genial.

Un abrazo.

Fran

rubén dijo...

Arquitectura verdadera, que parece brotar de manera natural del suelo. Como en Tierra de Campos.

Gracias otra vez por tus palabras.

momo dijo...

Se bañaba feliz en los ríos
de los mapas,
en los nombres de los ríos
de los mapas.
D Eloy R
bueno me voy seguiré leyendo.
ME ENCANTA LA MUSICA