jueves, 31 de enero de 2008

TUY



"Desde Santo Domingo se oye al Miño cantar su pausado y grave gregoriano, y uno se imagina que como en la historia de lord Dunsany, los espíritus de las aguas pueden venir silenciosos hasta la iglesia a sumergirse en la pila de agua bendita y así librarse de pecado. Dejamos Santo Domingo, por la calle del santo y la plazuela del Arco, y luego subiendo unas escaleras, hacia la catedral y los franciscanos, dimos con la lamprea que nos estaba esperando. No era una lamprea: era "la lamprea", física y metafísicamente hablando: era el Miño submarino, negro y untuoso, cocinado en la chata tartera de barro. La lamprea es el poso que dejan las aguas del Miño al cabo de un recorrido de 340 kilómetros."

ALVARO CUNQUEIRO: "El pasajero en Galicia"


14 comentarios:

merlos dijo...

Curioso. Estos últimos días he revisitado Tuy con el románico de Peridis y la mochila de Labordeta. Es uno de los lugares que estoy sufriendo. Me explico. Estuve en el 95, y como me sucede con tantos otros, se escapan a mis comentarios: son aquellos que visité con anterioridad a 2002 (mi primera cámara digital). He de comenzar a escanear material en papel. Mi "La Coruña" versión Cunquerio data, por ejemplo, de 2003.
La belicosa terraza del claustro de la Catedral creo que es, para cualquiera que pise Tuy, deliciosamente inevitable. Sigamos con las "sincronicidades".

rubén dijo...

Te comprendo perfectamente, a ver cuando nos ponemos a ello. Yo tengo pendiente del escáner Turquía y Marruecos.

npsbl dijo...

Hasta donde no hay azul se ve azul.

leo dijo...

Mi mitad gallega se ha estremecido. Qué grandes, Cunqueiro y el Miño. Tuy y Milladoiro.
Un abrazo morriñoso.

samsa777 dijo...

Muy bello, como siempre, Rubén.

Mira este enlace. Creo que va a gustarte:

http://ojodelmetronomo.blogspot.com/2008/01/ana-alcaide.html

Un fuerte abrazo.

rubén dijo...

Amparo: Justo en esa raya azul termina el azul y empieza el verde, o viceversa.

Leo: Últimamente cuando no hay morriña hay saudade.

Fran: Buen enlace. Me gusta Ana Alcaide. Gracias.

ANA dijo...

La fotografía del alto, desde el que se divisa la ría,
me ha recordado tanto a San Vicente de la Barquera!
he pensado que era S.V. según he mirado, en un primer vistazo.
Me llega de pronto:
"Adiós, ríos; adios, fontes;
adios, regatos pequenos;
adios, vista dos meus ollos:
non sei cando nos veremos.
Miña terra, miña terra,
terra donde me eu criei,
hortiña que quero tanto,
figueiriñas que prantei,
prados, ríos, arboredas,
pinares que move o vento,
paxariños piadores,
casiña do meu contento,
muíño dos castañares,
noites craras de luar,
campaniñas trimbadoras,
da igrexiña do lugar..."
Rosalía de Castro.

Me encanta conocer Tuy aunque sea a través de tus ojos y de tu lente mágica.
un abrazo,
ana.

rubén dijo...

Me gusta, y más aún en boca de Amancio Prada.

http://www.youtube.com/watch?v=K_ZGqkFSc2Q

ANA DE LA ROBLA dijo...

Qué hermoso es siempre leerte a estas horas de la noche, de la calma.
Un beso.

rubén dijo...

Gracias, Ana.

ANA dijo...

Si Rubén, tuve la suerte de escuchar a Amancio Prada en varias ocasiones, siempre insuperablo, con los versos de Rosalía o con los de San Juan de la Cruz, en fin, todos, no tiene desperdicio.
Además le escuche en una catedral pequeña que hay en mi pueblo, que tiene una acústica maravillosa. El con sus instrumentos antiguos hizo del silencio un acompañamiento milagroso, se escuchaba su respiración, casi puedo sentir el éxtasis de San Juan.
Gracias por tu regaliño y un abrazo ,
ana.

conde-duque dijo...

Cunqueiro es uno de los grandes, aunque permanece siempre en penumbra. Nuestro Borges gallego.
Ese libro me encanta.

fer dijo...

Pues yo creo que las fotos del fulano este, el tal Rubén, son compradas. ¡todas son demasiado buenas!.

Y encima casi todos los comentarios son de mujeres....

jajajaj!!!

(Un abrazo)

Vailima dijo...

Llego a tu casa desde la de Herri y Vere.
Un placer.

Un saludo
Vailima