domingo, 27 de enero de 2008

BARCELOS


"No es verdad. El viaje no acaba nunca. Sólo los viajeros acaban. E incluso éstos pueden prolongarse en memoria, en recuerdo, en relatos. Cuando el viajero se sentó en la arena de la playa dijo: "No hay nada más que ver", sabía que no era así. El fin de un viaje es sólo el inicio de otro. Hay que ver lo que no se ha visto, ver otra vez lo que ya se vio, ver en primavera lo que se había visto en verano, ver de día lo que se vio de noche, con el sol lo que antes se vio bajo la lluvia, ver la siembra verdeante, el fruto maduro, la piedra que ha cambiado de lugar, la sombra que aquí no estaba. Hay que volver a los pasos ya dados, para repetirlos y para trazar caminos nuevos a su lado. Hay que comenzar de nuevo el viaje. Siempre. El viajero vuelve al camino."

JOSÉ SARAMAGO: "Viaje a Portugal"



Henrique Pousão (1859 - 1884): A Casa de Persianas Azuis

14 comentarios:

npsbl dijo...

Hoy, primero la música porque me encanta Leao en todas y sus diversas expresiones, aunque genere tristeza: Magnífico.
Saramago y el viaje eterno y distinto siempre.
Tu foto: hoy voy a decir radiante.

saludoss

rubén dijo...

Gracias, ¿Amparo? y feliz cumpleaños.

samsa777 dijo...

Leao es fantástico. Y la foto con la que encabezas, una maravilla... sombras expresivas sobre la luz encalada.

Por cierto: me alegra haber enlazado, Amparo y Rubén, vuestros blogs, que tanto dicen y sugieren.

Un abrazo,

Francisco

maría nefeli dijo...

Me fascina Rodrigo Leão...y doy la razón a Saramago: un viaje (incluso el que implica el retorno)lleva dentro el sentido del abandonar un lugar y de recomenzar las travesías, los lugares...
un saludo

mentecato dijo...

Tu casa, querido hermano, es la casa de la belleza.

Gracias por darnos lecturas soñadas desde el comienzo del mundo.

Un abrazo.

leo dijo...

Qué música más maravillosa. ¡Gracias!
"Volver a los pasos ya dados para trazar caminos nuevos (...)" Son esas cositas que tiene Saramago de vez en cuando que...
Un abrazo.

OLISSIPO dijo...

Huí de nuevo a la realidad de tu espejo y encontré un momento hermoso. El de la huída azul, el de las sombras que intentan escapar de la cal radiante, el del viajero que huye deseando volver...
Y Rodrigo Leão... Qué gran elección!

ANA dijo...

He estado mirando cosas y leyendo acerca de este pintor Portugué,
la verdad me ha fascinado, aunque no he encontrado demasiados cuadros, hay algunos que me han gustado especialmente, el que tu has expuesto principalmente,
y algún otro que he guardado cuidadosamente para dedicarle un espacio en mi blog,
gracias por descubrírmelo Rubén.

Hay un paralelismo,blanca-azul, entre la cerámica y el cuadro de Pousao. Un lazo entre ambos y la música de fondo, no nos deja soltarnos.
Precioso paseo lusitano.Un abrazo.
ana.

leo dijo...

Rubén, me he tomado la libertad de enlazarte en mi blog. Espero que no te moleste la idea.
Un abrazo.

Cristian dijo...

Hola Rubén,

El párrafo de Saramago reconcilia, ¿con quién? ¿con qué? cada quien sabrá completar esto a su modo.

Cuando necesito salir a algún lado paso por tu blog.

Tiempo sin saber de ti, veo que la foto que publiqué el otro día te afectó ;) (no es para menos)

Saludos

rubén dijo...

A todos los que se emocionan con una sombra en una pared encalada o con una sábana tendida al sol, gracias. Os quiero.

Leicca dijo...

gracias a ti por venir. y gracias por dar las gracias por cosas como ésas.

amparo dijo...

Terminé ayer El libro del té; extraordinaria sensibilidad. El tema de las flores me impactó, enterrarlas o echarlas al río. Todo.
Para S777: sí, esto de enlazar cosas es sorprendente; también enlazaste a Claude y a otros. Cruzarnos por estas calles. Graciass

ema dijo...

Maravilloso como Pousão recoge en pintura el color tan característico de los azulejos portugueses. Besos, Rubén.
e.