jueves, 6 de enero de 2011

PALENCIA VII


"¿Por qué alguna vez asociamos en el recuerdo un perfume, una piedra preciosa o un verso, a una cosa que nada tiene que ver con todo esto? No sé, pero es el caso que tal vez porque a la luz del satélite la vi por primera vez, la Catedral palentina me pareció un enorme ópalo. Como la piedra fatal, es fría, hermética; no es pobre, pero por fuera da una sensación de hosca glaciedad. Apenas tiene adornos, y en la torre tronchada, el pequeño campanario aumenta la opresora impresión de abandono. Alienta realmente como algo de otros tiempos que ha quedado petrificado allí.

En torno a la iglesia, las calles están desiertas y silenciosas, y una plazoleta se abre, abandonada ante el muro liso y hostil, en que se abren dos puertas: una magnífica y otra inacabada."


ANTONIO DE HOYOS Y VINENT: "Las hogueras de Castilla"


ISIDRO LÓPEZ MURIAS: Catedral de Palencia.



Anna Pietrzak: La Catedral (Agustín Barrios Mangoré)

4 comentarios:

Amparo dijo...

Estupenda la similitud, hasta en la sombra, de foto y cuadro.
Una pena no conocer Palencia. Me lo apunto.
Saludos.

Angelus dijo...

¡Vaya con la guitarrista polaca! Saludos.

Teresa Giménez Pous dijo...

Hola Rubén. Con tus maravillosas fotografias me has hecho recordar mi visita a la catedral de Palencia acompañada por un amigo palentino que se la conoce al dedillo. Con tu obra, le has puesto el toque poético.
Hace unos dias te mandé un mensaje que creo que no te llegó pues lo hice de una manera extraña. En el té daba las gracias por el magnifico regalo que nos has hecho con Rafael Argullol, uno de mis escritores preferidos.
Un abrazo y Feliz Año.

rubén dijo...

No llegó. A Rafael Argullol no le conocía hasta ahora, con Visión desde el fondo del mar. Ya lo estoy terminando, solo me quedan 400 páginas ;-)

Amparo, Angelus: gracias y saludos.