jueves, 7 de enero de 2010

HERVÁS II


“Por la tarde hubo paseo por el barrio judío, que es amplio, umbrío y acogedor, a diferencia de tanta judería sórdida de las que permiten acomodar en ellas crímenes rituales horribles, contados por una angelical monjita o sacerdote piadoso y venerable; hay flores y verdor, cuesta trabajo saberse en el barrio de esa gente taciturna y retraída; al levantarme por la mañana, muy temprano, apetece darle otra vuelta a este lugar, y eso hago; las calles, desde el corazón de Hervás, se desploman hacia las afueras, precisamente por la parte hebrea, y un riachuelo pone coto al pueblo y señala el punto de partida del campo, con algún que otro caserío (…)”

RAMÓN AYERRA: La España imperial: Notas de viaje.

7 comentarios:

Raquel dijo...

Preciosismo! Todo.

paisajescritos dijo...

Parece verano, verano otoño...
Me encanta la luz, y los detalles, las sombras de tejas y farolas sobre los muros a mí también me llaman la atención. Tengo pendiente ir a Hervás, lo intenté hace muchos años, pero me compliqué la existencia, crucé tras Yuste, camino precioso pero enrevesado, y al bajar al valle del Jerte ví que aún tenía treinta y muchos kilómetros parecidos. Era tarde un día muy frío de noviembre.

Un abrazo de neoaño, Rubén

Amparo dijo...

El cuarteado de los muros, la sombra de las tejas y el exceso de brillo de la cal: perfectos. Me gusta mucho la última sombra.
Saludos

rubén dijo...

Yo hice el camino inverso, de Hervás a Yuste, pero rodeando por Plasencia para evitar cruzar dos puertos (iba con bebé a bordo).

Gracias Raquel, Magdalena y Amparo. Seguiré unos días con Extremadura y después volveré con Mallorca.

ev dijo...

Éstas también, muy lindas.

Antón Hurtado dijo...

Me gusta la luz de tus fotos. En esta entrada me encanta la sombra de las ramas sobre el blanco de cal. Muy bien.

Joaquin C. dijo...

Me gustan mucho tus fotos.