miércoles, 11 de marzo de 2009

OPORTO III


"Hay una memoria de las cosas, una polvareda muy fina que baila en la luz, y la poesía es la persecución de esa memoria. Tal memoria, de un tiempo que no envejece, o de un espacio abierto y feliz, o tan sólo de una cultura más cercana a nuestra naturaleza, tiene aquí razones de sobra para ser invocada: estamos en Oporto, estamos en lugares en los que esa polvareda luminosa se ha ido acumulando con un ritmo continuado, y algunas veces incluso ha alcanzado espesura de vino viejo."

EUGÉNIO DE ANDRADE: A la sombra de la memoria



7 comentarios:

lys dijo...

Es apropiado comparar Oporto con el vino viejo, e una ciudad con mucha solera.

Divina la música.

Te dejo un beso.

Amparo dijo...

Me gusta la foto un montón; a Einaudi lo acabo de quitar el fin de semana, y Andrade "un tiempo que no envejece".
Muy bueno todo.
Saludos

Elvira dijo...

Otra vez se ha hecho un enlace a mi blog sin que yo interviniera. Por cierto, dejé un comentario y no ha salido. Definitivamente hay duendes en Blogger...

leo dijo...

¡Qué foto! Cuenta muchas historias, es un auténtico disparador para la imaginación.
Un abrazo.
¿Que tal la pequeña Natalia?

rubén dijo...

Natalia está preciosa, ya tengo que renovar la foto. Un beso y gracias por los comentarios.

Francisco Ortiz dijo...

La mancha a la izquierda y el color de la puerta se comunican, se hablan en secreto. Qué buena luz.

Adrian dijo...

Que descriptivo este relato de Oporto, que envidia más sana de poder pasear por sus calles. Espero planificar mi futuro viaje a Oporto en Trivago, sin duda la mejor web de viajes. Te la recomiendo, Saludos